GusGo

GusGo

.

.
Sígueme también en las redes sociales:

viernes, 24 de febrero de 2017

Citas para un Febrero Azul



" Comprender a  un escritor y sobre todo  llegar quererlo ,  toma un esfuerzo adicional.  Convivir con él  es difícil. Sin embargo, si se presta la suficiente  atención y se  llega a descubrir  su mundo interior,  uno será parte de  algo mágico y extraordinario. Y lo más seguro que como recompensa por soportarlo, por medio de su obra,  te haga inmortal. Serás la musa de sus historias. Serás la protagonista de su mundo de amor, fantasía y resplandor.”

“Es que el amor nunca es sobre el otro. El amor es principalmente sobre uno. Es sobre vencer los demonios internos que habitan ocultos dentro de nosotros  y construyen grandes muros difíciles de derrumbar. Para triunfar en los espinosos senderos del amor, hay que luchar en contra de gigantes:   La duda, el miedo, el orgullo y los prejuicios.  “

“La mujer más bella del mundo es la mujer que tenemos frente a nosotros. Es la mujer que amamos, la que cuidamos, la que acompañamos en la oscuridad y a la que regalamos pequeños momentos de felicidad en tiempos de tristeza. La mujer más bella del mundo es la que colocamos en el centro de nuestro mundo. Es la flor que ayudamos a crecer día tras día en medio de la tempestad.”

“Querer  es un acto temerario. Se requiere atención, generosidad, y valentía. El amor es un regalo que uno debe dar sin muchos cálculos. Si este  es merecido o no, correspondido o no , en realidad, no importa mucho. Los regalos son así.   En cierto modo la aventura de  amar es un salto al vacío, si uno lo piensa demasiado, no lo hace. Con mucha frecuencia, ese gran obstáculo que es el miedo nos congela o nos hace huir.”

“¿De qué se componen las grandes historias de amor? Primero que nada, necesitan como telón de fondo lo monótono, lo tedioso y lo ordinario. Se nutren de ese ambiente lleno de códigos sociales y rígidas fronteras donde todo es pesado y rutinario. También requieren un pasado perdido, un viejo dolor, un fuerte deseo de felicidad. Los protagonistas deben estar impulsados por anhelos muy profundos. La meta debe ser noble, difícil, enorme;  la oposición, terrible. La sociedad, el destino, y el miedo son antagonistas muy duros, siempre muy presentes en toda historia de amor que valga la pena.  Por otro lado, no existe aliado más poderoso que la suerte. Con suerte, no hay nada imposible.”

“ El amor todo lo sana, todo lo puede.  En este mundo lleno de sufrimiento, dolor y mentiras, es como quiere el ser humano lo que hace de la vida algo hermoso,  algo mágico. El amor es el centro de todas las cosas. Es lo que mantiene todo unido. El auténtico amor es paciente, considerado, generoso, cortés,  incondicional. Nunca es  cobarde, mezquino, orgulloso o rencoroso. No juzga, ni condena. Desafía todos los prejuicios. Entiende. Comprende.  No hiere , ni rompe el corazón.  El amor es darse, entregarse, confiar, valorar. El amor no está hecho de polvo de hadas, sino de voluntad. No se predica. Se vive. Renunciar al amor es renunciar a la vida.”

“Hay amores  imposibles.  Amores que no pueden ser por las excusas de siempre. La sociedad, las formas o las circunstancias. Pero de los distintos  amores, tal vez estos sean los más honestos y puros de todos. Amores que desafían el tiempo, los prejuicios y  los muros.  Posibles solo en la imaginación y en el corazón.  Amores sin egoísmo, sin condiciones. Esas historias llenas de música, poesía, flores y bombones que inspiran mundos de aire,  fantasía y esperanza pero que nunca ocurren realmente.”

“ Detrás de toda alma romántica  siempre existe una musa que con su encanto  lo inspira. Una hermosa dama ,real o ficticia, que representa todo lo  bello de este mundo.  Ese lindo pedacito de humanidad que se debe cuidar, querer y valorar. Esa dulce ilusión, ese amor correspondido o no,  que lo impulsa a seguir soñando y luchando.  No siempre es un iluso aquel que tiene una ilusión. Tal vez , lo imposible solo tarda un poco más.”

“Si he de escribir una gran historia de amor, me gustaría que fuera contigo"


Gustavo Godoy


Artículo publicado por El diario El Tiempo ( Valera, Venezuela) y en varios medios alternativos en varios países el viernes  24 de Febrero 2017 en la Columna Entre libros y montañas



ver blog: www.entrelibrosymontanas.blogspot.com

viernes, 17 de febrero de 2017

Las Montañas de Mi Vida






A veces necesito irme lejos y estar solo. No es que esté triste o molesto. Es simplemente que soy  el tipo de persona que en  la soledad encuentra su fuerza.  A veces me dan ganas de vagar lejos por senderos desconocidos para escapar de  la falsa sociedad. A menudo me provoca rechazar de golpe todo aquello que es impuesto y crear un mundo propio. Siento la necesidad de ser el autor de mi destino y recrearme en medio de la nada. Comenzar de nuevo en un mundo sin preguntas o intrigas, sin juicios. Asumir verdaderos riesgos. Empezar una nueva aventura en entornos naturales. Y caminar  solitariamente tan solo con mis pensamientos y mis sentimientos , sin tener que complacer a nadie.  Mi alma busca las montañas porque en ellas es feliz.

La sociedad cansa.  La gente cansa.  Vivimos en un mundo de desconfianza y sospecha constante. Los miedos, las fracturas, las exigencias, y las presiones son los tiranos que someten a la vida en sociedad. Cada dia es mas dificil creer en el amor, en  la paz o en la esperanza. Cada dia es mas complicado querer a alguien.  Somos extraños todos. Todos debemos protegernos, escondernos, y disfrazarnos siempre para poder sobrevivir entre  tanta hostilidad , frialdad y recelo. Toma ser valiente o loco para ir contra la corriente. Hay que hacerlo. Pero nunca está mal retirarse de vez en cuando para reponer energías y depurarse en medio de la naturaleza. Eso son las montañas, un bálsamo. Ahí podemos llevar nuestras heridas para que sean sanadas.

Me encanta huir sin mirar atrás.  Apartado de todo, uno es dueño de sus horas y creador de su suerte.  Uno deja de ser un esclavo de la rutina y una víctima de los otros, para hacer del silencio y la emoción  el centro de los días. Las comodidades se abandonan por valores más elevados. En las alturas,  todo requiere un esfuerzo. Todo es fuerza de voluntad. Disfruto esa libertad. Existe algo muy liberador en saber que todo depende de tu actitud. Cuando solo lo elemental y realmente necesario son tus únicos problemas, uno aprende a valorar lo que es verdaderamente importante:  la tranquilidad del alma. En las montañas, no hay pasado ni mañanas. Solo verdes, azules y las nubes. Allá las cosas que hice o deje de hacer ya no importan. Los miedos y el sufrimiento tienden a desaparecer con el viento. Todo es simple y mágico. No hay nada pero a la vez  hay todo. La riqueza, el poder o la fama allá son tonterías.  La montaña todo lo perdona.Todo lo comprende. Y pide muy poco.   Uno se siente como la persona más afortunada del planeta. Uno puede ir mil veces pero nunca se convierte en un paisaje familiar. Siempre es grandioso, imponente y majestuoso. Se confunde lo físico con lo espiritual. Las formas y los colores se transforman en estados del ser.

Agota  buscar la felicidad en los lugares equivocados. A veces toma estar solo en el medio de la nada para poder confrontarse con uno mismo. En la absoluta soledad,  la única opción es escucharse profundamente. Allá lejos del sentido común , de los límites y de todo podemos descubrir qué llevamos dentro y  batallar nuestros propios demonios.

Las verdaderas montañas yacen en el alma. El miedo, la duda, el rencor. Y es ahí en el alma donde hay que conquistarlas. Un paso a la vez con sacrificio y voluntad,  todo cima es alcanzable.


Gustavo Godoy




Artículo publicado por El diario El Tiempo ( Valera, Venezuela) y en varios medios alternativos en varios países el viernes  17 de Febrero 2017 en la Columna Entre libros y montañas

ver blog: www.entrelibrosymontanas.blogspot.com

viernes, 10 de febrero de 2017

Sobre el Arte de Soñar







Después que  el titán  Prometeo le robó el fuego a los dioses del Olimpo, Zeus enfurecido  le envió una enigmática caja como castigo. Dentro del artefacto yacían todos las plagas, males y enfermedades de la humanidad. Ahí estaban la envidia, la codicia, la ira, la venganza y todos esos tormentos creados para dañar al hombre. Un dia, la bella Pandora no pudo contener su curiosidad y abrió la caja, liberando así  todos los males por el mundo. Ella al darse cuenta de lo ocurrido cerró la caja con rapidez pero ya era tarde. Lo unico que quedo dentro fue la esperanza.


Este mito podría tener varias interpretaciones. Pero  la lectura pesimista es una de las más interesantes :  La esperanza como un mal ausente en el mundo. El confiar en un futuro incierto es una apuesta ciega en muchos de los casos. Muchas veces  ser optimista en exceso no es muy útil. Eso de anticipar  solo cosas buenas  no es del todo realista.   Nos descuidamos al cantar victoria demasiado pronto  y no todo  resulta de la mejor manera. La imperfección es algo que también estará en el futuro y se podría decir que a mayores expectativas,  mayores las decepciones. La esperanza es un arma de doble filo.


Sin embargo, no siempre es un iluso aquel que tiene una ilusión. En las fábulas de Esopo , el gorrión siempre se identificó con la esperanza. De alguna manera, este  pájaro  optimista siempre está un poco adelantado. Es el primero en cantar por las mañanas. Es el primero en anunciar el invierno. Es el primero en darle  la bienvenida a las otras estaciones. El gorrión no sabe a ciencia cierta si un día el tiempo dejara de correr, pero a él esto lo tiene sin cuidado. El canta  por un futuro mejor con toda la  esperanza del mundo. El gorrión tiene fe.


La filosofía del optimismo  no deja de tener ciertos grados de irracionalidad. Para el escéptico será muy sencillo encontrar muchos lagos en esta actitud, un tanto misteriosa. Sin embargo, a la vida también hay que  agregarle algunas pizcas de esos elementos en gran parte incomprensibles. Tal vez soñar es eso. Es querer algo que no puede ser.  Es  esperar lo imposible. Es ver lo ordinario, y anhelar lo extraordinario. Es buscar por magia en lugares sin magia. Son estos actos de fe ciega los que definen al verdadero hombre terco y  testarudo. Solo un insensato pone todas sus esperanzas en algo que probablemente nunca ocurrirá. El problema es que los milagros son raros pero ocurren. La suerte nos puede golpear en cualquier momento. Y este es el consuelo de los soñadores.


Tal vez esa mujer  que tanto te fascina algún día acepte tu corazón.  Quien sabe.  Tal vez acepte ir contigo a  París en la siguiente  primavera. Tal vez la próxima vez que veas el Sena estes junto a ella. Y tal vez , entre música y vino, disfruten la más rica de las cenas en unos de esos rincones escondidos de la ciudad luz. Todo es posible. Así son los sueños. Están ahí pero aún son de aire. Hace falta que ocurra algo mágico para que se conviertan en realidad.

Sin dudas, son tiempos muy difíciles para los soñadores porque hoy en dia todos son prácticos y realistas. Pero a pesar de lo loco e irrealistas que puedan llegar a ser nuestros sueños, hay que seguir soñando. Vivir es tener sueños. Es tener esperanza. Es tener fe.

Mi sueño es Paris en primavera.


Gustavo Godoy



Artículo publicado por El diario El Tiempo ( Valera, Venezuela) y en varios medios alternativos en varios países el viernes  10 de Febrero 2017 en la Columna Entre libros y montañas

ver blog: www.entrelibrosymontanas.blogspot.com

viernes, 3 de febrero de 2017

La Mujer Interesante





No hay jugada del destino que frustre más las posibilidades que un hombre pueda disfrutar de una vida equilibrada , previsible y aburrida que haber nacido con buen gusto en materia de mujeres. Esa sofisticada predilección por la mujer interesante.


Una mujer interesante es aquella que con su presencia te desarma.  No tiene nada que ver con el físico. Las mujeres con una belleza física convencional son aquellas que comúnmente atraen, pero la mujer interesante es aquella que enamora.


La mujer interesante es una flor con espinas. Es bonita, inteligente y contradictoria. Derrocha vitalidad. Es una mujer fuera de serie. Es espontánea, temperamental y misteriosa. Posee emociones complicadas y una mente compleja. Independiente, elegante y segura de sí. Vive según sus reglas. Y tiene un carácter que intimida hasta el más valiente entre los mortales. Siempre sabe lo que quiere, y al mismo tiempo nunca sabe lo que quiere. Sensible, fuerte y cambiante. Es alegre y triste a la vez. Logra lo que se propone y no toma prisioneros. Una verdadera apasionada de la vida. Una hermosa fanática. Bella y enigmática como la vida misma.


Esta fascinante configuración interna se  revela en  su modo de caminar, en como mueve sus manos, en  como inclina su rostro al sonreír. Todo está en la entonación de sus palabras, en el brillo de sus ojos , en ese gesto involuntario que hace cuando coquetea ,o cuando se impone.  Este universo de sutiles detalles son los que enuncian su  muy particular tipo  de humanidad, el tipo exacto de feminidad que hechiza al hombre de buen gusto. Ella le recuerda a la vida. Ella vibra con la misma frecuencia que su propia alma. No hay escapatoria.


Solo toma encontrarla en la calle  para que se prenda un fuego que lo cambie todo .  Puede ser un encuentro pequeño pero gigante en el sentimiento y en el pensamiento. Una mujer interesante enloquece hasta el más cuerdo. Hasta el más duro se convierte en un sentimental. Uno de la nada quiere su felicidad y su bien. Tal vez no exista nada personal pero cada canción , cada atardecer , y cada nube en el cielo  es una razón para pensar en ella. Todo  intento por superar esta especie de hipnosis siempre se verá frustrado ante su encanto. Y no queda otra que ofrecerle  el corazón. Podría llegar el fin del mundo pero lo único que importa es encontrar la  manera de como robarle un beso. Uno solo piensa en su sonrisa, en su piel , en su cabello, en la silueta de sus hombros, en su perfume.  Y  la felicidad se convierte en estar con ella. Ya no hay vuelta atrás. La vida es otra. .


Mientras tanto en la otra acera , las cosas son muy diferentes. Toda mujer interesante sabe que toda amabilidad de su parte será malinterpretada por su admirador. Este ser de corazón ingenuo e iluso   confunde fácilmente la cortesía con una declaración de amor eterno. Entonces, ella evita a todo costa un acercamiento. Lo trata como un molesto extraño y le muestra  solo una fría e indiferente distancia. No es crueldad. Es simplemente un escudo para escapar compromisos indeseados. Ella ,por su propia naturaleza, siempre considera a todo admirador muy por debajo de sus expectativas. La tiene sin cuidado que él daria todo por ella. A pesar que no lo conoce bien, percibe en él muchas deficiencias y por supuesto “no le gusta”. Y para colmo de males, una serie de malentendidos y prejuicios siempre conspiran en contra de este pobre hombre. Así suele ser y , por lo general, todo termina ahí.


Pero si en contra de todos los pronósticos un romance por suerte próspera, seguramente estará lleno de altibajos. No puede ser de otra manera. Una relación con una mujer interesante es como navegar entre tormentas y volcanes. Todo es peligro, belleza y sentimiento. Es vivir en su máxima expresión. La verdad es que todo aquel que ha tenido la gran fortuna de haber conocido a una mujer interesante nunca lo lamenta. Si sufre, lo acepta con dignidad. Si duró poco, si duró mucho, si te quiso , si no te quiso , eso no importa mucho. Esto es porque una mujer  realmente interesante jamás se olvida. Y siempre se extraña. Queda eternamente en el corazón.



Gustavo Godoy



Artículo publicado por El diario El Tiempo ( Valera, Venezuela) y en varios medios alternativos en varios países el viernes  03 de Febrero 2017 en la Columna Entre libros y montañas

ver blog: www.entrelibrosymontanas.blogspot.com

viernes, 27 de enero de 2017

Sobre las Virtudes y los Defectos en las Personas






Los griegos creían que la búsqueda de la virtud es la solución al problema de  la felicidad. Según filósofos como Aristóteles,  la virtud es la condición ideal del ser humano. Es una actitud general , apropiada  y útil  que promueve el bien en diferentes  circunstancias. Por ejemplo, la valentía es la virtud de hacer el bien en circunstancias  peligrosas o a pesar de estas.  Es el punto medio entre la temeridad y la cobardía. Ser temerario es exponerse a los peligros  sin sentido alguno. Mientras que ser cobarde es evadir las buenas acciones por temor a los peligros. Ambos , según los griegos, son pecados o vicios , uno de exceso y el otro de deficiencia. Y así va con las otras virtudes. La bondad es el punto medio entre el paternalismo y la indulgencia. La generosidad  está entre  la tacañería y el despilfarro. La prudencia está entre  el desenfreno y la rigidez. La justicia está entre la impunidad y la tiranía. Eso para mencionar algunas virtudes.  En la escuela clásica de las virtudes,  la aspiración es ser generalistas. En otras palabras, uno debe esforzarse para adquirir todos las virtudes y ejercerlas en todas las circunstancias. Algo muy difícil por supuesto.


Al contrario de la idea clásica, Nietzsche opinaba que la postura generalista en torno a las virtudes   implica mediocridad y aburrimiento. Según él ,ser bueno en todas las áreas es en realidad ser bueno en ninguna porque la excelencia necesita de la especialización. Debido a esto, cada excepcionalidad  connota que  una gran virtud es lograda al  costo de  un gran defecto. A diferencia de la postura clásica de los griegos,  este enfoque puede ser verificado muy fácilmente en lo cotidiano. Los individuos que se destacan en una arena en particular  presentan muchas deficiencias en otras. Por otro lado,  lo que es una virtud en un determinado contexto , es un defecto en otro.


Mientras los filósofos  encuentran la virtud en el carácter, el mundo moderno la encuentra en el  ideal de la persona bella y exitosa. Pero este ideal también presenta  sus reveses.


Por ejemplo, la belleza. Una mujer sumamente bella por lo general tiende a ser  tratada por los demás de manera preferencial. Sin embargo, este trato especial en muchos casos solo ocurre  en un plano superficial. Es una trampa porque básicamente  es una  cuestión de forma, carece de profundidad y sinceridad. Esta hermosa dama siempre se topa con personas amables pero al mismo tiempo estos  a menudo  la ven con desconfianza. Y  rara vez la valoran integralmente.   Este ambiente de falsedad y  envidia crea las condiciones ideales para que esta mujer pierde perspectiva. Con gran facilidad, puede caer en el narcisismo. Esto acarrea serias desmejoras en la personalidad de estas bellas criaturas. Generalmente, son personas difíciles de complacer porque siempre quieren más.   Se creen cada vez más especiales pero cada vez se encuentran más aisladas.


Sobre la inteligencia. Con mucha frecuencia, las personas inteligentes y cultas resultan  ser muy interesantes. Pero también suelen a  ser testarudas en sus  ideas y excéntricas en su conducta.  Por preferir las abstracciones  y vivir por sus ideas muchas veces descuidan los aspectos prácticos de la vida. Son de difícil convivencia más allá de una conversación ocasional. No es fácil.


Sobre la prosperidad económica. El dinero compra muchas comodidades y oportunidades. También aporta considerable  prestigio social. Pero el dinero tiende a crear dependencia y atrofia ciertas capacidades. En algunos casos , el éxito material es fatal para la creatividad y para la habilidad de adaptarse en tiempos de carencias.  Producir dinero requiere tiempo y esfuerzo.   Muchas veces se compromete la tranquilidad y otras facetas de la persona. El dinero tiende a crear personas relativamente básicas.


Sobre la fama y el poder. El poder y la fama en un principio poseen su atractivo porque satisface la necesidad humana de reconocimiento. Sin embargo, también pueden llegar a convertirse en una prisión. Estar expuesto al escrutinio público tiene también  un elemento asfixiante. Las responsabilidades y la pérdida del anonimato son una carga del mismo modo que pueden ser  ventajas


Sobre la disciplina y los logros. La constancia es muy importante en la vida. Y  también es vital tener aspiraciones.  Sin embargo, si el éxito se convierte en una obsesión, la calidad de vida se deteriora.  Un  problema que los menos exigentes  entre nosotros no padecen.


Por eso es que no todo lo que brilla es oro. Todo tiene su lado espinoso. Todo tiene su lado bonito.  Probablemente, es sabio aprender a querer a los demás como un todo, con sus virtudes y con sus defectos.

Gustavo Godoy



Artículo publicado por El diario El Tiempo ( Valera, Venezuela) y en varios medios alternativos en varios países el viernes  27 de Enero 2017 en la Columna Entre libros y montañas

ver blog: www.entrelibrosymontanas.blogspot.com

viernes, 20 de enero de 2017

Los Problemas en la Vida







Los sueños  son perfectos solo en la imaginación. Únicamente en la imaginación,  las utopías son posibles. Ahi si existen los principes azules, las princesas y los paraísos terrenales.  Es por eso que las utopías primeramente se sueñan , pocas veces se diseñan y casi nunca se construyen. El punto máximo de un ideal siempre está en el deseo, en la ilusión. Nunca en la realidad. Todo aquel que pretenda realizar un sueño debe prepararse para la inevitable desilusión.  En una oportunidad, le preguntaron a Sócrates : “ Maestro,  ¿debo casarme  ? “ y el maestro en su enorme sabiduría respondió : “ Haz lo que quieres. Te arrepentirás igualmente. Si te casas, te arrepentiras y si no te casas, también lo harás .”


La cruda verdad es que la vida siempre será un proyecto incompleto. La vida ,  nos guste o no, esta llena de absurdos. Hay que aprender a sobrellevar sus ambigüedades, sus contradicciones y sus vacíos. El ser humano siempre ve el pasto más verde en la casa de enfrente. La plenitud siempre está en el próximo logro. Sin embargo, la experiencia nos ha enseñado otra cosa.  Cada obstáculo superado y cada deseo cumplido conlleva un nuevo contratiempo. Los problemas tienden a seguirlo a uno en cada nueva circunstancia.  Una aparente solución en muchos casos es un simple intercambio. Significa cambiar un problema por  otro.  Lo que hoy parece el paraíso,  mañana muy bien se puede convertir en una prisión.  Lo que hoy parece una virtud, puede resultar una terrible falla el dia siguiente. Toda ruta tiene sus trampas. De hecho, la vida consiste realmente en escoger entre diferentes   tipos de infelicidad. Es elegir el menor de los males. Quien no acepta la imperfección, se condena a sí mismo a una vida petrificada, una vida de parálisis.   La insatisfacción reinará su existencia. Las quejas, el mal humor y la frustración serán sus eternos compañeros. Eso se debe a que vivir es realmente  dar concesiones y tolerar incongruencias . Por eso es que se debe valorar  el aquí y el ahora, sin tantas complicaciones. En vez de reprochar  nuestra suerte , hay que agradecer,  ya que  las cosas siempre podrían  estar peor.


Por supuesto, disfrutar del presente no significa carecer de aspiraciones.  Crecer y mejorar es lo que hace de la vida algo fascinante.  Comenzar un nuevo negocio, formar una familia,  adquirir un talento, desarrollar un proyecto creativo , enamorarse nuevamente  o empezar otra vez son empresas loables. No hay que evadir este tipo de iniciativas. Simplemente, hay que asumir estas cosas  con calma, con paciencia. Nunca perder la esperanza pero también ser realistas. No ser tan ingenuos.  Los problemas inevitablemente pronto llegarán. Seguramente,  cometeremos muchos errores en el camino. Cada objetivo tendrá sus costos y sus dificultades.   Y lo mas seguro es  aquello que tanto deseamos probablemente no era como lo imaginábamos un vez alcanzada nuestra meta.


Toda campaña que involucre a otras personas es particularmente vulnerable a presentar  este tipo de reveses. Por muy perfectos que al principio podamos aparentar , todos tenemos nuestro lado oscuro. Como ya lo sabemos,  esta tendencia a idealizar a los demás con el tiempo  desaparece muy  fácilmente. Detrás de cada ser humano siempre yace algún trauma infantil, varios defectos del carácter , numerosas manías, un pasado escondido,  muchos hábitos molestos, un sinfín de prejuicios,  incontables anhelos  irracionales y seguramente  una que  otra perversión sexual. Esta  realidad la comprendemos perfectamente  pero de algún modo la olvidamos y seguimos buscando testarudamente la perfección en los demás. Por supuesto, estas expectativas siempre son defraudadas al final. Las deficiencias en los demás no deberían sorprendernos. Son simplemente naturales.

Los tropiezos de la vida hay que asumirlos con sentido del humor. Son parte del juego. Seguramente nos arrepentiremos en el trayecto pero siempre es mejor hacer que no hacer. Todos tenemos problemas. Solo los muertos carecen de ellos. Lo mejor es mantener la calma y seguir adelante.



Gustavo Godoy




Artículo publicado por El diario El Tiempo ( Valera, Venezuela) y en varios medios alternativos en varios países el viernes  20 de Enero 2017 en la Columna Entre libros y montañas

ver blog: www.entrelibrosymontanas.blogspot.com

viernes, 13 de enero de 2017

El Futuro de la Unión Europea



Europa no es para nada un continente homogéneo. De hecho es muy diverso. Esta complejidad se simplifica tradicionalmente dividiendo el continente en grandes bloques.   En un principio, Europa  se podría dividir en grandes grupos étnicos: los latinos, los germánicos, los eslavos, los   anglosajones y los escandinavos. Por otro lado, si se consideran las tradiciones religiosas predominantes en las diferentes regiones, podríamos mencionar: los protestantes,  los católicos y los ortodoxos. Pero hay otros criterios. Por ejemplo, los países  ricos y  los  países pobres. Sin embargo, por lo general, la geografía  es utilizada. Existe el este, el centro y el oeste.  Y por supuesto está el norte y el sur. Probablemente, la división más palpable es la división norte-sur. Y en cierto modo, resume mucho  las diferencias anteriormente mencionadas.

Los habitantes del norte (los países escandinavos, Alemania, Gran Bretaña, Francia, Luxemburgo, Bélgica, Holanda, Austria, Suiza)  en el imaginario popular europeo  normalmente tienden a ser más fríos, trabajadores, prósperos,  honestos, directos, rígidos y distantes que los del sur. Según este mismo imaginario popular,  los habitantes del sur (particularmente España, Italia, Grecia y Portugal) tienden a ser más cálidos, divertidos, pobres, perezosos, deshonestos, hospitalarios, y libertinos que los del norte.  Por supuesto la división norte-sur no se limita a Europa como un todo. De país a país, este  norte-sur cliché siempre aparece. En el Reino Unido, la batalla entre  “el retrogrado y rustico norte “ y  “el sofisticado y  pretencioso sur”  domina la vida pública nacional. En Francia, es la fricción entre los “desconectados”  ricos de Paris y los “corruptos” pero encantadores mediterráneos. Y la lista sigue.  En Alemania, son los protestantes del  norte y los católicos de Bavaria.   En Italia, son  la liga del norte y  el mezzogiorno ( el sur italiano). En España, son los " mezquinos y adinerados" de Barcelona  en contraste con   los "pobres pero alegres" andaluces , y con los " vividores pero abiertos"  madrileños.Y así va. Estas viejas divisiones y rivalidades son la fuente principal del repertorio humorístico de cada región que con tanta frecuencia encuentra su clímax de creatividad  en un torneo de futbol.

Con una alianza entre Francia y Alemania, la Unión Europa comenzó a organizarse después de la II Guerra Mundial como un antídoto ante el nacionalismo extremo tan dominante en los periodos anteriores. En el presente , este ente  involucra a mas de 25 países. Sin embargo,  para bien o para mal,  Alemania es el país dominante de este organismo (y su verdadero éxito). Esta integración ha crecido en complejidad considerablemente desde los primeros días. Y al momento tiene muchas dificultades. Los problemas económicos y migratorios han despertado cierto escepticismo con respecto a sus bondades . Y otra cosa,  la falta de una posición contundente en relación al Medio Oriente y Crimea le han restado importancia en la escena mundial.  Con la salida del Reino Unido, la hostilidad de Putin , la impredictibilidad  de Trump y muchas elecciones en casa este año, el futuro de UE se ha tornado cada vez más incierto.

Por un lado,  está la burocracia. La EU creció demasiada en demasiados niveles,  en muy poco tiempo. A veces los miembros no pueden respirar por la falta de representatividad en el enorme aparato central donde todo es cortado con el mismo cuchillo.  Los ingleses, orgullosos de su identidad nacional y de su sistema de gobierno,  siempre han considerado al continente como un sitio muy  vulnerable al desorden . Y  han preferido manejar las cosas  a su manera sin permitir que  agentes externos tomen parte en  sus asuntos domésticos. Se salieron para ganar mas control y  escapar de esa burocracia dominada por los alemanes.  

Por otro lado,  está el euro. No  aporta  el espacio suficiente para que  cada país pueda adoptar específicas medidas para sus casos particulares. La política de austeridad  y prudencia impuesta como solución a los problemas económicos de los últimos años en algunos país del sur por los bancos alemanes han causado  malestares en el temperamento mucho más indulgente de los  sureños.  La desconfianza y la rabia han despertado mucho de los viejos estereotipos. Antes de la implantación del euro, la gama de opciones era mucho más amplia.

La UE es un proyecto muy noble  pero... o  se reforma, a fondo y con rapidez,  o lamentablemente morirá.


Gustavo Godoy



Artículo publicado por El diario El Tiempo ( Valera, Venezuela) y en varios medios alternativos en varios países el viernes  13 de Enero 2017 en la Columna Entre libros y montañas

viernes, 6 de enero de 2017

El mito del sueño americano



Los primeros colonos ingleses llegaron a la costa Este de Norteamérica en 1607. Eran puritanos protestantes que decidieron escapar Europa para   buscar un mejor futuro emigrando.  Eventualmente, este territorio se organizó en trece colonias dependientes de la corona inglesa usando el nombre de Nueva Inglaterra. Una vez lograda su independencia este nuevo país adopto el mismo nombre de su continente. Se refundo como Los Estados Unidos de América. Debido a sus raíces  protestantes, esta  nación, a diferencia de sus vecinos católicos, se caracterizó desde el principio por su distintivo carácter individualista y su fuerte ética de trabajo.

Con el trascurso de los años, los EEUU se convirtió  en la gran potencia económica, militar y cultural del mundo. Su influencia, para bien o para mal, alrededor de todo el planeta es considerable. En EEUU, todo es ruidoso, nuevo,  rápido,  grande y conveniente. Es la tierra del automóvil, la televisión, Hollywood,  las franquicias, las marcas,  la comida rápida, los shopping malls y las miles de iglesias. Todo gira en torno a las celebridades, los negocios y el consumo. Hay muchas cosas pero poco  tiempo libre. Hay muchas oportunidades, pero también mucho trabajo. Todo parece estar estandarizado y regulado artificialmente.

Según los estereotipos, el americano  promedio es optimista, amigable, informal, confiado y solidario. En un lado más negativo, el americano también es visto como ignorante, superficial,  arrogante, patriotero, conservador, egocéntrico, y obeso. Tiene de todo pero carece de cultura. Sus modales son toscos y presenta serios problemas controlando el volumen de su voz en público.

Eso contrasta con el estereotípico europeo. En muchos aspectos, el europeo es más formal que el americano, como en su modo de vestir y en sus costumbres. Mientras que el  americano está sentado comiendo hamburguesas  frente a un gigantesco televisor,    el europeo está paseando relajadamente  en el parque o la plaza. O está degustando  un café o un vino en su sitio preferido,  mientras lee el periódico o un buen libro. En su camino a casa, entra  en una pequeña panadería tradicional para comprar un queso regional o un pan artesanal. A diferencia de sus amigos al otro lado del atlántico, se preocupa por refinar su lenguaje y su cultura. Atiende a  los museos y a  los festivales al aire libre. Acude al cine y al teatro. Y a menudo,  conversa con amigos  sobre temas políticos,  filosóficos y artísticos mientras disfruta de números días feriados y largas vacaciones. El Estado garantiza su bienestar ofreciendo muchos servicios.

Debido a que la política exterior de los EEUU  en muchísimos casos resulta  profundamente reprochable, es una realidad que un sentimiento antiestadounidense existe en muchos lugares, sobre todo en el Medio Oriente, Rusia, China y Latinoamérica. Eso frecuentemente es explotado por los  tiranos de turno para  ocultar sus fallas culpando a los EEUU de todos los males en la tierra y mostrarse ellos como inocentes víctimas. Sin embargo, el asunto no esta tan sencillo.

Los EEUU siempre ha estado abierto a los inmigrantes. A diferencia de otros países, las personas de talento y éxito son admiradas y apoyadas.  El individuo es escuchado. Y siempre es posible cambiar las cosas, siempre es posible comenzar de nuevo. Para muchos provenientes del tercer mundo, este país significo progreso. Lo que en los EEUU es muy accesible a nivel material en muchos países está reservado a una pequeña minoría privilegiada. Esto es cierto.

 Es  un país muy grande, muy diverso, lleno de oportunidades, pero también lleno de contradicciones y problemas. A pesar de todos sus logros, esta superpotencia, cuando se compara con otros países desarrollados, desempeña pobremente en materia social.  He ahí la ironía. En realidad, es un país todavía muy desigual.

El sueño americano es la idea que con trabajo duro cualquier persona, indiferentemente de su origen, puede llegar a la cumbre social. Los neoconservadores a menudo relatan muchas anécdotas sobre personas que lo han logrado y esto  supuestamente confirma la vigencia de esta doctrina en la realidad. Sin embargo, estadísticamente la realidad parece ser otra. Y estas anécdotas, aunque ciertas, parecen ser la excepción y no la norma. 


En la antigüedad, no era raro que un esclavo se convirtiera en el transcurso de su vida en dueño de esclavos. Eso no significa que  este  sistema sea moral o justo. Los sistemas competitivos, y jerárquicos crean profundas desigualdades. El sueño americano también tiene su lado cruel. Implica que  el éxito es merecido, pero también que el fracaso es igualmente merecido. Según esta lógica, podríamos deducir que  los pobres son pobres debido a su propia incompetencia y   la asistencia social no está justificada. Esta actitud, a parte que impone mucha presión en las personas,  no es otra cosa que la  validación de  las desigualdades para evadir reformas sociales. Aunque en un principio este sueño suena muy bonito,  a la final, sus efectos no son muy positivos para la sociedad toda. Es hora de despertar. 



Gustavo Godoy



Artículo publicado por El diario El Tiempo ( Valera, Venezuela) y en varios medios alternativos en varios países el viernes  06 de Enero 2017 en la Columna Entre libros y montañas

viernes, 30 de diciembre de 2016

La extrema derecha y el mundo de hoy





Las corporaciones multinacionales se han beneficiado enormemente con la gigantesca y acelerada desregulación de las últimas décadas en todo el globo. El acceso a los grandes capitales, los mercados abiertos, los bajos salarios y los  paraísos fiscales han creado las condiciones perfectas para una descomunal concentración de riqueza en el codicioso mundo corporativo. Los precios de producción han bajado, pero también es cierto que  la clase media en los EEUU y Europa ha sido  fuertemente golpeada durante este mismo periodo debido a que los sueldos nunca mejoraron. Las nuevas tecnologías, el constante flujo de inmigrantes, el debilitamiento  de los sindicatos y  la mudanza de las   fábricas  hacia sitios donde la mano de obra es mucho más económica han logrado que esto sea así.

En EEUU y Europa, las cosas no andan muy bien para la clase media. Sin embargo,   los medios y los partidos tradicionales no han abordado el asunto con seriedad.  Olvidándose de la gente común, los liderazgos  de las dos tendencias  predominantes (centro-derecha, centro-izquierda)  han acordado llevar a cabo las mismas políticas y defender el status qo consensuando un centro político común.  Wall Street (la elite corporativa) y los lobbys  se han apropiado de la clase política en el poder. Debido a esto, la insatisfacción es global. 

Este sentimiento anti-establecimiento es genuino y justificado. Sin embargo, el sistema está diseñado para evitar cambios radicales en beneficio de la gente.  No presenta alternativas reales.  Es muy difícil romper con estas estructuras de poder para el ciudadano de a pie por los canales regulares. Eso obviamente es muy frustrante y despierta profundas desconfianzas.  Todo esto está ocurriendo en un momento cuando el mundo está atravesando la crisis ambiental,  la amenaza nuclear, guerras en el Medio Oriente, tensiones globales, el problema migratoria  y un colapso bancario a la vuelta de la esquina. Y como si fuera poco, tener hoy acceso a información fidedigna es cada vez más difícil.  El debate público se ha tornado  cada vez más superficial olvidase de los hechos y la evidencia por un lado , e ignorando los  temas realmente importantes para centrase en lo banal  por el otro.

Esta frustración  acumulada está siendo capitalizado por populistas de extrema derecha cuya discurso fantasioso  está basado en un nacionalismo obtuso y un sensacionalismo irracional.  El reciente triunfo de Trump en EEUU,  el éxito del Brexit en el Reino Unido y la victoria del no en el referéndum en Italia han sido eventos asociados con este nuevo fenómeno. Algo que también está muy presente en Francia, Holanda,  Austria, y Alemania, poniendo incertidumbre en el futuro de la  Unión Europea.

Estos “héroes de la clase media” han encontrado simpatía en el trabajador cuello azul,  el campesinado  y desencantados de diferentes latitudes.  En términos generales, las zonas más vulnerables a los cantos de estos personajes tienden a ubicarse en las áreas menos desarrolladas como el campo y las pequeñas ciudades. Generalmente, las personas en estos lugares tienden a ser a ser más conservadoras,  menos multiculturales, más viejas y relativamente  menos educadas que los habitantes  de las grandes ciudades. Debido a  su pérdida en importancia en estos nuevos tiempos de “diversidad, libertinaje y caos urbano”, la nostalgia, el  resentimiento, el nacionalismo y los deseos por mayor orden han invadido a estos sectores tradicionales.

El  descontento  se ha refugiado en la extrema derecha en gran parte también porque  la izquierda está débil y fragmentada.  Obama resulto una desilusión; el progresismo en Grecia y  España no generaron la suficiente confianza; y las divisiones internas no han dejado construir una alternativa viable.  Por otro lado, la izquierda ha perdido su base tradicional porque  han preferido a los jóvenes profesionales y a las minorías de las grandes ciudades donde una economía posindustrial está enfocada más en las finanzas, la tecnología informática y los servicios,  abandonando así al movimiento laboral. Esto fue un error de la izquierda.


Estamos viviendo  tiempos oscuros. Por lo que  estamos viendo en estos primeros años, al parecer este siglo será uno bastante largo. Tomará mucho de nuestro esfuerzo poder  superar las divisiones,  la polarización y las tensiones.  Hay que activarse. 


Gustavo Godoy


Artículo publicado por El diario El Tiempo ( Valera, Venezuela) y en varios medios alternativos en varios países el viernes  30 de Diciembre  2016 en la Columna Entre libros y montañas

viernes, 23 de diciembre de 2016

El nacionalismo





Los nacionalistas asumen que nuestro planeta está dividido en  pequeños lugares  separados por fronteras muy bien definidas. Se cree que las personas que han nacido dentro un lugar en particular comparten una identidad común  con todas las personas del mismo lugar y del igual modo  se diferencian de las personas nacidas en otros lugares.  Según los nacionalistas, es el deber de cada individuo amar y defender el país que le toco nacer. El nacionalismo es la noción en la cual  una persona pertenece a un grupo específico dentro  un lugar específico. En este caso, el destino del individuo está predestinado por su origen.  Por lo tanto, su personalidad, su lealtad  y sus gustos deben limitarse a  la realidad colectiva predominante  dentro  de la estructura nacional. Todo aquello que esta fuera de estas fronteras artificiales es considerando como ajeno, extranjero y en cierto modo irrelevante. Dentro de esta ideología, el patriotismo  es estimulado por las instituciones nacionales  y existe la inclinación de creer  que el país donde uno nació es el mejor, el más bello, y  el más noble entre todos los países. El primer deber es defender el interés nacional y alejar las influencias externas. Las expresiones de orgullo nacional son comunes en el mundo. Las personas rinden homenajes a sus  banderas  y cantan sus himnos con gran sentimiento como muestras de amor y pertenencia.  No es raro que la gente manifieste públicamente el orgullo de ser estadounidense, inglés, francés, alemán, italiano, ruso, chino,  español o colombiano y de vez en cuando disfrute  gritar: “Somos número uno” o expresar frases como: “Definidamente, este es el país más bello del mundo”

El nacionalismo desde sus inicios estuvo estrechamente  ligado  los conceptos  de raza,  estado y territorio. Entonces, por lo general el nacionalista promueve  la idea de pureza, orden, y espacio propio.  En la actualidad,  es un fenómeno tan arraigado en la sociedad moderna que es visto como algo natural e incluso deseable. Sin embargo, este es  una construcción sociopolítica relativamente reciente difundida sistemáticamente por todo mundo como una de las  doctrinas angulares  del  imperialismo Europeo. El nacionalismo inicialmente fue creado como una política de estado para apoyar a los monarcas de la época con sus planes de dominación. Ahora es algo común y normal, pero eso no siempre fue así. Por ejemplo, en el siglo XVIII, sobre todo en Francia, empezó a crecer un fuerte entusiasmo  por los pueblos diferentes y extraños existentes  más allá de las fronteras europeas. Las personas cultas anhelaban captar espiritualmente todas las culturas del planeta en la forma de un nuevo humanismo que se difundió por toda la  Europa del periodo. El arte de otras latitudes era valorado y admirado. Las personas se interesaron por las pinturas orientales, las costumbres de los aborígenes,  los idiomas foráneos  y los paisajes de tierras ajenas. Los extranjeros no eran considerados como un peligro o molestos intrusos, sino como seres humanos de igual valor. El provincialismo heredado de la edad media se sustituyó gradualmente por una  visión mucho más universal y cosmopolita que antes. Eso lo podemos apreciar hoy muy fácilmente en la literatura de la época.  Este movimiento dio la bienvenida a un sentido de fraternidad planetaria,  un genuino deseo por aprender de los demás y la querencia por disfrutar la diversidad de la humanidad. Con el tiempo, este progreso humanista se vio entorpecido con la implementación de los estados nacionales y el imperialismo europeo que comenzó en el siglo XIX. Hoy en día  todos los países modernos se rigen prácticamente bajo el sistema de estado-nación desarrollado en Europa.

La unión artificial  entre  sangre, ley y geografía tiende a producir un peligroso efecto psicológico en el individuo.  La persona al  fusionar su  carácter individual al carácter nacional  se  ve  tentado a creer que debe colocar a  su pequeña tribu  por encima de la humanidad, que debe aceptar los valores de sus paisanos por encima de los principios de verdad y justicia, y que debe considerar  a su diminuta provincia como el mundo entero. No podemos ser tan estrechos y miopes.

En realidad, el individuo es una mezcla única que no se puede etiquetar. De hecho,  la humanidad es una; y su país es el planeta todo. 


Gustavo Godoy

Artículo publicado por El diario El Tiempo ( Valera, Venezuela) y en varios medios alternativos en varios países el viernes  23 de Diciembre  2016 en la Columna Entre libros y montañas

Ver blog: www.entrelibrosymontanas.blogspot.com 

viernes, 16 de diciembre de 2016

Sobre la rabia y la frustración



Debemos reconocer que el mundo es un gran hospital de locos.  Si sometemos a la persona común a una detallada evaluación psicología, con toda probabilidad el diagnostico no sería muy alentador.  Tan solo basta tener  cierto contacto con otro ser humano para verse expuesto a una serie de   males. Todos los días nos encontramos por lo menos con un grosero, un abusador, un impertinente, un aburrido, un tramposo, y un hampón.  Las cosas por lo general tienen su grado de dificultad y los obstáculos son lo más común de este mundo.  En muchas ocasiones nuestros planes no se desarrollan como los planificamos. La gente se muere. La gente se enferma. Los accidentes ocurren. Los proyectos fracasan. Las cosas se dañan.  Y las personas no siempre actúan de la mejor manera. Esto es así. La realidad es muy cambiante y pocas cosas perduran para siempre. Lo cierto es la fortuna es una diosa que unas veces  trae nuevas noticias pero otras veces  no. Sin embargo, cada vez que enfrentamos un revés, este nos sorprende.  Como si estuvieron bajo el efecto de un encantamiento, toda noción de realidad es olvidada y creemos que el mundo para nosotros siempre será color de rosas. A la luz de la abrumadora evidencia, ya es hora que reconocer que en términos generales el mundo es del todo perfecto.

El filósofo romano Seneca nació en la ciudad de Córdoba, Hispania en el año 4 A.C pero creció en Roma donde fue entrenado en retórica y filosófica. Por algunos años, sirvió como consejero del emperador Nerón en un periodo cargado de complicaciones para el Imperio Romano. Lamentablemente, Seneca fue incriminado  en un fallido complot en contra del emperador. Debido a esto fue  sentenciado, probablemente siendo inocente,   a ser el verdugo de su propia muerte. Durante su vida, Seneca escribió numerosos ensayos filosóficos, algunas tragedias, una sátira y muchas cartas sobre asuntos  morales. En sus escritos,  abordo en gran medida los temas tradicionales del estoicismo. Su estilo es claro y sumamente profundo. Su reputación como hombre de sabiduría ha perdurado a través de los siglos como pocos.

Uno de los escritos más interesantes de Seneca es “De ira”. Este es un estudio escrito en latín que busca ayudar a todo aquel que quiera controlar la rabia, la indignación y otros males por medio de la razón. Seneca decía que la rabia y la frustración son la consecuencia de un error en nuestro juicio.  En otras palabras, estos sentimientos son el producto directo de nuestra falsa compresión de la realidad. La rabia y la frustración nacen cuando nuestras expectativas no se cumplen. El conflicto yace en la disparidad que existe entre nuestro deseo y la realidad. A menudo mantenemos suposiciones irrealistas. Formamos  creencias y tómanos decisiones tratando de complacer nuestros anhelos y no  prestamos suficiente atención a la evidencia, la razón o la realidad.

La mayoría de las personas sufren  de  un excesivo optimismo ingenuo.  Colocan todas sus esperanzas en eventos externos  y solo esperan resultados positivos. Esto no es muy sensato. Como ejercicio mental, probablemente es razonable  ser un poco más pesimista, porque es una garantía que en algunos momentos las cosas no resultan como las esperamos.  Eso no significa desear que lo malo ocurra o ser un conformista empedernido. Es solo que el mundo  inevitablemente trae consigo   tanto lo bueno como lo malo y es sensato preparase también para aceptar lo malo con naturalidad.


Los retos en la vida deben ser asumidos con paciencia, esfuerzo y buen juicio, no con pensamientos ilusorios y ceguera.  Debemos estar claros.  El mundo y las personas tienen sus  fallas.  Las  decepciones  serán algo común.  Los contratiempos son parte del juego y hay que asumirlos con sentido de humor.  Si queremos sobrevivir en este mundo, debemos aceptar que las espinas también es parte de la vida.

Gustavo Godoy

Artículo publicado por El diario El Tiempo ( Valera, Venezuela) y en varios medios alternativos en varios países el viernes  16 de Diciembre  2016 en la Columna Entre libros y montañas

viernes, 9 de diciembre de 2016

El camino de la melancolia






En la vida no todas las historias tienen felices desenlaces. El tiempo pasa y seguramente nos encontraremos en situaciones que decepcionarán nuestras expectativas. Hay momentos cuando parece que el sufrimiento  es mucho más fácil de alcanzar que la felicidad. Hay tiempos cuando los sentimientos negativos parecen que nos atacan por todas partes y  la dicha se torna demasiada frágil y evasiva. La dura verdad  es que la derrota es parte de la vida. Y de vez en cuando es sano simplemente aceptar dignamente que en ocasiones  nuestra vida no coincide con nuestros sueños. A veces es necesario retirarse en silencio y admitir que las cosas no resultaron como las deseamos.  Basta  con escuchar una vieja canción melancólica o leer alguna  frase trágica en una gran novela para realizar curiosamente  que este estado de ánimo  nos toca profundamente.  A veces, de manera inexplicable para nosotros, se siente bien estar triste.

La melancolía es la condición humana comúnmente asociada con nuestra reacción ante la pérdida, el desamparo y la desilusión. En cierto modo, el termino se confunde a la emoción que comúnmente  llamamos tristeza. Normalmente, la melancolía se  entiende como una condición desagradable y de función desconocida que debemos evitar como si fuese la peste. Sin embargo, esto podría ser explorado con mayor hondura.

Según el viejo sistema de la medicina griega, la melancolía era uno de los cuatro líquidos básicos dentro de nuestro cuerpo que controlaban directamente nuestra salud. Se pensaba que las enfermedades tanto físicas como mentales eran producto de un desequilibrio entre estos fluidos llamados humores. El famoso médico de la Grecia antigua Hipócrates pensaba que la melancolía  era causada por el exceso de la bilis negra en nuestro organismo. Esta sustancia estaba relacionada con el elemento tierra, la estación del otoño, y el planeta Saturno. Una persona que en cuya configuración interna predominara este fluido desarrollaba una disposición melancólica. Las personas con este  temperamento manifestaban características como la seriedad, la introspección y la desconfianza. Buscaban la soledad hastiadas por las injusticias y las crueldades del mundo.

La medicina moderna ha desplazado la antigua teoría de los humores. Sin embargo, en el mundo del arte  en cierto modo aún perdura. En la Inglaterra del siglo XVI algunos autores comenzaron un culto a la melancolía. La condición se puso de moda y de repente  el sentimiento melancólico se vio asociado a los sabios, a los intelectuales y a los artistas  como una marca de genialidad. La melancolía se  asumió  como el estado ideal para la reflexión y la contemplación espiritual. El culto vinculo la melancolía con la profundidad.  Entonces los pintores en sus retratos presentaban a sus modelos con los brazos cruzados, rostros inclinados y  miradas pensativas en un fondo gris. Los escritores crearon personajes  desamparados y frustrados que luego de una calmada retirada volvían regenerados para intentar lo imposible una vez más. Ese movimiento temprano luego influyo a los románticos. Se adoptó el concepto y gracias al romanticismo nos llegó al mundo de hoy. Ahora la música, el arte, y la literatura que disfrutamos constantemente nos presentan la melancolía en su estética. Esto no es accidental sino prueba de la gran utilidad que los estados de ánimos más grises tienen en la experiencia humana.

En el arte, la melancolía ha sido representada con la figura del artista alienado e insatisfecho  esperando su inspiración en la forma de una musa o un genio.  Esta noción  busca ayudarnos a entender que la melancolía es una oportunidad para superar las dificultades de la vida cambiando nuestra perspectiva. Nos recuerda que la imaginación puede superar en sus alcanzas a la realidad y a la razón. De hecho, la creación artística puede satisfacer aquello que el mundo físico muchas veces  no puede.


La melancolía no es un estado que debe  avergonzarnos.  Es algo natural y necesario. Estar vivo es también  sentirse triste de vez en cuando. La melancolía es una invitación a la creación y al autoconocimiento.  Es la dificultad  transformada en belleza. 


Gustavo Godoy

@GusGo


Artículo publicado por El diario El Tiempo ( Valera, Venezuela) el viernes  09 de Diciembre  2016 en la Columna Entre libros y montañas