GusGo

GusGo

.

.
Sígueme también en las redes sociales:

.

.

viernes, 14 de octubre de 2016

El negocio de la comida


Los hábitos alimenticios del ser humano son muy variados. Diferentes comidas y bebidas traen diferentes asociaciones.  Los británicos beben té y ginebra con tónica. Los escoceses beben whisky. Los alemanes beben cerveza en las Biergartens. Los rusos toman vodka. Francia siempre se ha relacionado con una enorme variedad de vinos, al igual que algunas regiones de Alemania, Italia y España. Chile, California en los Estados Unidos, Argentina, entre otros países están produciendo buenos vinos. Japón es famoso por su vino de arroz, sake. India, China, y Japón son conocidos por tener grandes variedades de té. África, América Central y América del Sur producen un café delicioso. Francia e Italia son lugares donde uno  todavía  puede disfrutar de un café exprés exquisito sentado al aire libre.

La comida está llena de asociaciones. Existen celebraciones donde se comen platos especiales, como los platos navideños,  y en otras donde se restringen algunos platos, como los ayunos en muchas religiones, en el ramadán musulmán, por ejemplo,  o la prohibición de comer carne en la semana santa católica. En la mayoría de los casos nuestros hábitos alimenticios nos relacionan con determinada clase social, región o creencia. También puede  revelar una postura moral, o hasta política. Incluso, nuestra costumbre alimenticia puede demostrar que tanto nos importa nuestra salud.  

En el mundo, hay tres grandes cereales que aportan gran parte de la energía: el  maíz, el trigo y el arroz. El maíz se asocia al nuevo continente. El trigo se asocia a Europa y al medio oriente. El arroz se asocia al Asia. Al igual que la costumbre de comer con los dedos, tenedores o palillos tiene sus connotaciones.

En el judaísmo y en el Islam se prohíbe el consumo de carne de cerdo. En la tradición Hindú, esta prohibido consumir carne de res al igual que en los países occidentes se prohíbe consumir carne de caballo, de perro y de gato. En Occidente, se permite consumir carne de cerdo y de res al igual que en Corea, China y Vietnam está permitido comer carne de perro. Muchas tradiciones prohíben el consumo de alcohol, o de sangre, por ejemplo.

Estas regulaciones en los diferentes tipos de dietas en diferentes partes del mundo aunque en muchos casos dan la impresión de ser caprichosas o irracionales en realidad no son del todo arbitrarias. El cerdo es un animal que su cría en zonas desérticas consume muchos recursos, sobre todo agua.  El caballo y  el buey son mucho más  útiles como animales de trabajo que por su carne. Los perros y los gatos son  animales de compañía, de guardia, de trabajo y  control de plagas. Son muy útiles así.  El alcohol trae muchos inconvenientes si no se ingiere responsablemente. Y la sangre que le da mucho sabor a la carne también es cierto que es un cultivo de muchas enfermedades.

En la actualidad, la producción de alimentos a nivel mundial está siendo controlada por un grupo cada vez más reducido de corporaciones. Son dueños de las semillas, de los químicos, de la manufactura y de los canales de distribución. Su negocio es hacer dinero.  Financian políticos. Son los grandes clientes de los medios de comunicaciones.  Estas corporaciones para poder producir gran cantidad de alimentos a bajo costo han utilizado procesos tecnológicos y organizativos que en gran medida han traído considerables secuelas ambientales, sociales y humanas.  El uso de venenos, las modificaciones genéticas, y los antibióticos han dado grandes dividendos para los implicados pero también han traído sus costos escondidos para toda la sociedad. En el fondo, no es un sistema muy sensato.

Como forma de protesta, muchos ciudadanos informados y preocupados alrededor del mundo han decidido boicotear estas corporaciones y sus prácticas, en la medida de lo posible,  para apoyar a productores locales que utilizan métodos alternativos. Decidir comer lo local, y  lo sano  directamente de la mano de  un productor amigo es una verdadera revolución. Es ser hoy parte del futuro.

Gustavo Godoy

@GusGo

Artículo publicado por El diario El Tiempo ( Valera, Venezuela) el viernes  14 de Octubre  2016 en la Columna Entre libros y montañas


Ver blog: www.entrelibrosymontanas.blogspot.com    


No hay comentarios:

Publicar un comentario