GusGo

GusGo

.

.
Sígueme también en las redes sociales:

.

.

viernes, 20 de enero de 2017

Los Problemas en la Vida







Los sueños  son perfectos solo en la imaginación. Únicamente en la imaginación,  las utopías son posibles. Ahi si existen los principes azules, las princesas y los paraísos terrenales.  Es por eso que las utopías primeramente se sueñan , pocas veces se diseñan y casi nunca se construyen. El punto máximo de un ideal siempre está en el deseo, en la ilusión. Nunca en la realidad. Todo aquel que pretenda realizar un sueño debe prepararse para la inevitable desilusión.  En una oportunidad, le preguntaron a Sócrates : “ Maestro,  ¿debo casarme  ? “ y el maestro en su enorme sabiduría respondió : “ Haz lo que quieres. Te arrepentirás igualmente. Si te casas, te arrepentiras y si no te casas, también lo harás .”


La cruda verdad es que la vida siempre será un proyecto incompleto. La vida ,  nos guste o no, esta llena de absurdos. Hay que aprender a sobrellevar sus ambigüedades, sus contradicciones y sus vacíos. El ser humano siempre ve el pasto más verde en la casa de enfrente. La plenitud siempre está en el próximo logro. Sin embargo, la experiencia nos ha enseñado otra cosa.  Cada obstáculo superado y cada deseo cumplido conlleva un nuevo contratiempo. Los problemas tienden a seguirlo a uno en cada nueva circunstancia.  Una aparente solución en muchos casos es un simple intercambio. Significa cambiar un problema por  otro.  Lo que hoy parece el paraíso,  mañana muy bien se puede convertir en una prisión.  Lo que hoy parece una virtud, puede resultar una terrible falla el dia siguiente. Toda ruta tiene sus trampas. De hecho, la vida consiste realmente en escoger entre diferentes   tipos de infelicidad. Es elegir el menor de los males. Quien no acepta la imperfección, se condena a sí mismo a una vida petrificada, una vida de parálisis.   La insatisfacción reinará su existencia. Las quejas, el mal humor y la frustración serán sus eternos compañeros. Eso se debe a que vivir es realmente  dar concesiones y tolerar incongruencias . Por eso es que se debe valorar  el aquí y el ahora, sin tantas complicaciones. En vez de reprochar  nuestra suerte , hay que agradecer,  ya que  las cosas siempre podrían  estar peor.


Por supuesto, disfrutar del presente no significa carecer de aspiraciones.  Crecer y mejorar es lo que hace de la vida algo fascinante.  Comenzar un nuevo negocio, formar una familia,  adquirir un talento, desarrollar un proyecto creativo , enamorarse nuevamente  o empezar otra vez son empresas loables. No hay que evadir este tipo de iniciativas. Simplemente, hay que asumir estas cosas  con calma, con paciencia. Nunca perder la esperanza pero también ser realistas. No ser tan ingenuos.  Los problemas inevitablemente pronto llegarán. Seguramente,  cometeremos muchos errores en el camino. Cada objetivo tendrá sus costos y sus dificultades.   Y lo mas seguro es  aquello que tanto deseamos probablemente no era como lo imaginábamos un vez alcanzada nuestra meta.


Toda campaña que involucre a otras personas es particularmente vulnerable a presentar  este tipo de reveses. Por muy perfectos que al principio podamos aparentar , todos tenemos nuestro lado oscuro. Como ya lo sabemos,  esta tendencia a idealizar a los demás con el tiempo  desaparece muy  fácilmente. Detrás de cada ser humano siempre yace algún trauma infantil, varios defectos del carácter , numerosas manías, un pasado escondido,  muchos hábitos molestos, un sinfín de prejuicios,  incontables anhelos  irracionales y seguramente  una que  otra perversión sexual. Esta  realidad la comprendemos perfectamente  pero de algún modo la olvidamos y seguimos buscando testarudamente la perfección en los demás. Por supuesto, estas expectativas siempre son defraudadas al final. Las deficiencias en los demás no deberían sorprendernos. Son simplemente naturales.

Los tropiezos de la vida hay que asumirlos con sentido del humor. Son parte del juego. Seguramente nos arrepentiremos en el trayecto pero siempre es mejor hacer que no hacer. Todos tenemos problemas. Solo los muertos carecen de ellos. Lo mejor es mantener la calma y seguir adelante.



Gustavo Godoy




Artículo publicado por El diario El Tiempo ( Valera, Venezuela) y en varios medios alternativos en varios países el viernes  20 de Enero 2017 en la Columna Entre libros y montañas

ver blog: www.entrelibrosymontanas.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario