.

Únete a nuestro blog!

Somos más de 5 mil seguidores de todas partes del mundo y cada dia la familia crece más!

Sigue las nuevas publicaciones por Correo Electronico.

.

.

viernes, 27 de enero de 2017

Sobre las Virtudes y los Defectos en las Personas






Los griegos creían que la búsqueda de la virtud es la solución al problema de  la felicidad. Según filósofos como Aristóteles,  la virtud es la condición ideal del ser humano. Es una actitud general , apropiada  y útil  que promueve el bien en diferentes  circunstancias. Por ejemplo, la valentía es la virtud de hacer el bien en circunstancias  peligrosas o a pesar de estas.  Es el punto medio entre la temeridad y la cobardía. Ser temerario es exponerse a los peligros  sin sentido alguno. Mientras que ser cobarde es evadir las buenas acciones por temor a los peligros. Ambos , según los griegos, son pecados o vicios , uno de exceso y el otro de deficiencia. Y así va con las otras virtudes. La bondad es el punto medio entre el paternalismo y la indulgencia. La generosidad  está entre  la tacañería y el despilfarro. La prudencia está entre  el desenfreno y la rigidez. La justicia está entre la impunidad y la tiranía. Eso para mencionar algunas virtudes.  En la escuela clásica de las virtudes,  la aspiración es ser generalistas. En otras palabras, uno debe esforzarse para adquirir todos las virtudes y ejercerlas en todas las circunstancias. Algo muy difícil por supuesto.


Al contrario de la idea clásica, Nietzsche opinaba que la postura generalista en torno a las virtudes   implica mediocridad y aburrimiento. Según él ,ser bueno en todas las áreas es en realidad ser bueno en ninguna porque la excelencia necesita de la especialización. Debido a esto, cada excepcionalidad  connota que  una gran virtud es lograda al  costo de  un gran defecto. A diferencia de la postura clásica de los griegos,  este enfoque puede ser verificado muy fácilmente en lo cotidiano. Los individuos que se destacan en una arena en particular  presentan muchas deficiencias en otras. Por otro lado,  lo que es una virtud en un determinado contexto , es un defecto en otro.


Mientras los filósofos  encuentran la virtud en el carácter, el mundo moderno la encuentra en el  ideal de la persona bella y exitosa. Pero este ideal también presenta  sus reveses.


Por ejemplo, la belleza. Una mujer sumamente bella por lo general tiende a ser  tratada por los demás de manera preferencial. Sin embargo, este trato especial en muchos casos solo ocurre  en un plano superficial. Es una trampa porque básicamente  es una  cuestión de forma, carece de profundidad y sinceridad. Esta hermosa dama siempre se topa con personas amables pero al mismo tiempo estos  a menudo  la ven con desconfianza. Y  rara vez la valoran integralmente.   Este ambiente de falsedad y  envidia crea las condiciones ideales para que esta mujer pierde perspectiva. Con gran facilidad, puede caer en el narcisismo. Esto acarrea serias desmejoras en la personalidad de estas bellas criaturas. Generalmente, son personas difíciles de complacer porque siempre quieren más.   Se creen cada vez más especiales pero cada vez se encuentran más aisladas.


Sobre la inteligencia. Con mucha frecuencia, las personas inteligentes y cultas resultan  ser muy interesantes. Pero también suelen a  ser testarudas en sus  ideas y excéntricas en su conducta.  Por preferir las abstracciones  y vivir por sus ideas muchas veces descuidan los aspectos prácticos de la vida. Son de difícil convivencia más allá de una conversación ocasional. No es fácil.


Sobre la prosperidad económica. El dinero compra muchas comodidades y oportunidades. También aporta considerable  prestigio social. Pero el dinero tiende a crear dependencia y atrofia ciertas capacidades. En algunos casos , el éxito material es fatal para la creatividad y para la habilidad de adaptarse en tiempos de carencias.  Producir dinero requiere tiempo y esfuerzo.   Muchas veces se compromete la tranquilidad y otras facetas de la persona. El dinero tiende a crear personas relativamente básicas.


Sobre la fama y el poder. El poder y la fama en un principio poseen su atractivo porque satisface la necesidad humana de reconocimiento. Sin embargo, también pueden llegar a convertirse en una prisión. Estar expuesto al escrutinio público tiene también  un elemento asfixiante. Las responsabilidades y la pérdida del anonimato son una carga del mismo modo que pueden ser  ventajas


Sobre la disciplina y los logros. La constancia es muy importante en la vida. Y  también es vital tener aspiraciones.  Sin embargo, si el éxito se convierte en una obsesión, la calidad de vida se deteriora.  Un  problema que los menos exigentes  entre nosotros no padecen.


Por eso es que no todo lo que brilla es oro. Todo tiene su lado espinoso. Todo tiene su lado bonito.  Probablemente, es sabio aprender a querer a los demás como un todo, con sus virtudes y con sus defectos.

Gustavo Godoy



Artículo publicado por El diario El Tiempo ( Valera, Venezuela) y en varios medios alternativos en varios países el viernes  27 de Enero 2017 en la Columna Entre libros y montañas

ver blog: www.entrelibrosymontanas.blogspot.com

viernes, 20 de enero de 2017

Los Problemas en la Vida







Los sueños  son perfectos solo en la imaginación. Únicamente en la imaginación,  las utopías son posibles. Ahi si existen los principes azules, las princesas y los paraísos terrenales.  Es por eso que las utopías primeramente se sueñan , pocas veces se diseñan y casi nunca se construyen. El punto máximo de un ideal siempre está en el deseo, en la ilusión. Nunca en la realidad. Todo aquel que pretenda realizar un sueño debe prepararse para la inevitable desilusión.  En una oportunidad, le preguntaron a Sócrates : “ Maestro,  ¿debo casarme  ? “ y el maestro en su enorme sabiduría respondió : “ Haz lo que quieres. Te arrepentirás igualmente. Si te casas, te arrepentiras y si no te casas, también lo harás .”


La cruda verdad es que la vida siempre será un proyecto incompleto. La vida ,  nos guste o no, esta llena de absurdos. Hay que aprender a sobrellevar sus ambigüedades, sus contradicciones y sus vacíos. El ser humano siempre ve el pasto más verde en la casa de enfrente. La plenitud siempre está en el próximo logro. Sin embargo, la experiencia nos ha enseñado otra cosa.  Cada obstáculo superado y cada deseo cumplido conlleva un nuevo contratiempo. Los problemas tienden a seguirlo a uno en cada nueva circunstancia.  Una aparente solución en muchos casos es un simple intercambio. Significa cambiar un problema por  otro.  Lo que hoy parece el paraíso,  mañana muy bien se puede convertir en una prisión.  Lo que hoy parece una virtud, puede resultar una terrible falla el dia siguiente. Toda ruta tiene sus trampas. De hecho, la vida consiste realmente en escoger entre diferentes   tipos de infelicidad. Es elegir el menor de los males. Quien no acepta la imperfección, se condena a sí mismo a una vida petrificada, una vida de parálisis.   La insatisfacción reinará su existencia. Las quejas, el mal humor y la frustración serán sus eternos compañeros. Eso se debe a que vivir es realmente  dar concesiones y tolerar incongruencias . Por eso es que se debe valorar  el aquí y el ahora, sin tantas complicaciones. En vez de reprochar  nuestra suerte , hay que agradecer,  ya que  las cosas siempre podrían  estar peor.


Por supuesto, disfrutar del presente no significa carecer de aspiraciones.  Crecer y mejorar es lo que hace de la vida algo fascinante.  Comenzar un nuevo negocio, formar una familia,  adquirir un talento, desarrollar un proyecto creativo , enamorarse nuevamente  o empezar otra vez son empresas loables. No hay que evadir este tipo de iniciativas. Simplemente, hay que asumir estas cosas  con calma, con paciencia. Nunca perder la esperanza pero también ser realistas. No ser tan ingenuos.  Los problemas inevitablemente pronto llegarán. Seguramente,  cometeremos muchos errores en el camino. Cada objetivo tendrá sus costos y sus dificultades.   Y lo mas seguro es  aquello que tanto deseamos probablemente no era como lo imaginábamos un vez alcanzada nuestra meta.


Toda campaña que involucre a otras personas es particularmente vulnerable a presentar  este tipo de reveses. Por muy perfectos que al principio podamos aparentar , todos tenemos nuestro lado oscuro. Como ya lo sabemos,  esta tendencia a idealizar a los demás con el tiempo  desaparece muy  fácilmente. Detrás de cada ser humano siempre yace algún trauma infantil, varios defectos del carácter , numerosas manías, un pasado escondido,  muchos hábitos molestos, un sinfín de prejuicios,  incontables anhelos  irracionales y seguramente  una que  otra perversión sexual. Esta  realidad la comprendemos perfectamente  pero de algún modo la olvidamos y seguimos buscando testarudamente la perfección en los demás. Por supuesto, estas expectativas siempre son defraudadas al final. Las deficiencias en los demás no deberían sorprendernos. Son simplemente naturales.

Los tropiezos de la vida hay que asumirlos con sentido del humor. Son parte del juego. Seguramente nos arrepentiremos en el trayecto pero siempre es mejor hacer que no hacer. Todos tenemos problemas. Solo los muertos carecen de ellos. Lo mejor es mantener la calma y seguir adelante.



Gustavo Godoy




Artículo publicado por El diario El Tiempo ( Valera, Venezuela) y en varios medios alternativos en varios países el viernes  20 de Enero 2017 en la Columna Entre libros y montañas

ver blog: www.entrelibrosymontanas.blogspot.com

viernes, 13 de enero de 2017

El Futuro de la Unión Europea



Europa no es para nada un continente homogéneo. De hecho es muy diverso. Esta complejidad se simplifica tradicionalmente dividiendo el continente en grandes bloques.   En un principio, Europa  se podría dividir en grandes grupos étnicos: los latinos, los germánicos, los eslavos, los   anglosajones y los escandinavos. Por otro lado, si se consideran las tradiciones religiosas predominantes en las diferentes regiones, podríamos mencionar: los protestantes,  los católicos y los ortodoxos. Pero hay otros criterios. Por ejemplo, los países  ricos y  los  países pobres. Sin embargo, por lo general, la geografía  es utilizada. Existe el este, el centro y el oeste.  Y por supuesto está el norte y el sur. Probablemente, la división más palpable es la división norte-sur. Y en cierto modo, resume mucho  las diferencias anteriormente mencionadas.

Los habitantes del norte (los países escandinavos, Alemania, Gran Bretaña, Francia, Luxemburgo, Bélgica, Holanda, Austria, Suiza)  en el imaginario popular europeo  normalmente tienden a ser más fríos, trabajadores, prósperos,  honestos, directos, rígidos y distantes que los del sur. Según este mismo imaginario popular,  los habitantes del sur (particularmente España, Italia, Grecia y Portugal) tienden a ser más cálidos, divertidos, pobres, perezosos, deshonestos, hospitalarios, y libertinos que los del norte.  Por supuesto la división norte-sur no se limita a Europa como un todo. De país a país, este  norte-sur cliché siempre aparece. En el Reino Unido, la batalla entre  “el retrogrado y rustico norte “ y  “el sofisticado y  pretencioso sur”  domina la vida pública nacional. En Francia, es la fricción entre los “desconectados”  ricos de Paris y los “corruptos” pero encantadores mediterráneos. Y la lista sigue.  En Alemania, son los protestantes del  norte y los católicos de Bavaria.   En Italia, son  la liga del norte y  el mezzogiorno ( el sur italiano). En España, son los " mezquinos y adinerados" de Barcelona  en contraste con   los "pobres pero alegres" andaluces , y con los " vividores pero abiertos"  madrileños.Y así va. Estas viejas divisiones y rivalidades son la fuente principal del repertorio humorístico de cada región que con tanta frecuencia encuentra su clímax de creatividad  en un torneo de futbol.

Con una alianza entre Francia y Alemania, la Unión Europa comenzó a organizarse después de la II Guerra Mundial como un antídoto ante el nacionalismo extremo tan dominante en los periodos anteriores. En el presente , este ente  involucra a mas de 25 países. Sin embargo,  para bien o para mal,  Alemania es el país dominante de este organismo (y su verdadero éxito). Esta integración ha crecido en complejidad considerablemente desde los primeros días. Y al momento tiene muchas dificultades. Los problemas económicos y migratorios han despertado cierto escepticismo con respecto a sus bondades . Y otra cosa,  la falta de una posición contundente en relación al Medio Oriente y Crimea le han restado importancia en la escena mundial.  Con la salida del Reino Unido, la hostilidad de Putin , la impredictibilidad  de Trump y muchas elecciones en casa este año, el futuro de UE se ha tornado cada vez más incierto.

Por un lado,  está la burocracia. La EU creció demasiada en demasiados niveles,  en muy poco tiempo. A veces los miembros no pueden respirar por la falta de representatividad en el enorme aparato central donde todo es cortado con el mismo cuchillo.  Los ingleses, orgullosos de su identidad nacional y de su sistema de gobierno,  siempre han considerado al continente como un sitio muy  vulnerable al desorden . Y  han preferido manejar las cosas  a su manera sin permitir que  agentes externos tomen parte en  sus asuntos domésticos. Se salieron para ganar mas control y  escapar de esa burocracia dominada por los alemanes.  

Por otro lado,  está el euro. No  aporta  el espacio suficiente para que  cada país pueda adoptar específicas medidas para sus casos particulares. La política de austeridad  y prudencia impuesta como solución a los problemas económicos de los últimos años en algunos país del sur por los bancos alemanes han causado  malestares en el temperamento mucho más indulgente de los  sureños.  La desconfianza y la rabia han despertado mucho de los viejos estereotipos. Antes de la implantación del euro, la gama de opciones era mucho más amplia.

La UE es un proyecto muy noble  pero... o  se reforma, a fondo y con rapidez,  o lamentablemente morirá.


Gustavo Godoy



Artículo publicado por El diario El Tiempo ( Valera, Venezuela) y en varios medios alternativos en varios países el viernes  13 de Enero 2017 en la Columna Entre libros y montañas

viernes, 6 de enero de 2017

El mito del sueño americano



Los primeros colonos ingleses llegaron a la costa Este de Norteamérica en 1607. Eran puritanos protestantes que decidieron escapar Europa para   buscar un mejor futuro emigrando.  Eventualmente, este territorio se organizó en trece colonias dependientes de la corona inglesa usando el nombre de Nueva Inglaterra. Una vez lograda su independencia este nuevo país adopto el mismo nombre de su continente. Se refundo como Los Estados Unidos de América. Debido a sus raíces  protestantes, esta  nación, a diferencia de sus vecinos católicos, se caracterizó desde el principio por su distintivo carácter individualista y su fuerte ética de trabajo.

Con el trascurso de los años, los EEUU se convirtió  en la gran potencia económica, militar y cultural del mundo. Su influencia, para bien o para mal, alrededor de todo el planeta es considerable. En EEUU, todo es ruidoso, nuevo,  rápido,  grande y conveniente. Es la tierra del automóvil, la televisión, Hollywood,  las franquicias, las marcas,  la comida rápida, los shopping malls y las miles de iglesias. Todo gira en torno a las celebridades, los negocios y el consumo. Hay muchas cosas pero poco  tiempo libre. Hay muchas oportunidades, pero también mucho trabajo. Todo parece estar estandarizado y regulado artificialmente.

Según los estereotipos, el americano  promedio es optimista, amigable, informal, confiado y solidario. En un lado más negativo, el americano también es visto como ignorante, superficial,  arrogante, patriotero, conservador, egocéntrico, y obeso. Tiene de todo pero carece de cultura. Sus modales son toscos y presenta serios problemas controlando el volumen de su voz en público.

Eso contrasta con el estereotípico europeo. En muchos aspectos, el europeo es más formal que el americano, como en su modo de vestir y en sus costumbres. Mientras que el  americano está sentado comiendo hamburguesas  frente a un gigantesco televisor,    el europeo está paseando relajadamente  en el parque o la plaza. O está degustando  un café o un vino en su sitio preferido,  mientras lee el periódico o un buen libro. En su camino a casa, entra  en una pequeña panadería tradicional para comprar un queso regional o un pan artesanal. A diferencia de sus amigos al otro lado del atlántico, se preocupa por refinar su lenguaje y su cultura. Atiende a  los museos y a  los festivales al aire libre. Acude al cine y al teatro. Y a menudo,  conversa con amigos  sobre temas políticos,  filosóficos y artísticos mientras disfruta de números días feriados y largas vacaciones. El Estado garantiza su bienestar ofreciendo muchos servicios.

Debido a que la política exterior de los EEUU  en muchísimos casos resulta  profundamente reprochable, es una realidad que un sentimiento antiestadounidense existe en muchos lugares, sobre todo en el Medio Oriente, Rusia, China y Latinoamérica. Eso frecuentemente es explotado por los  tiranos de turno para  ocultar sus fallas culpando a los EEUU de todos los males en la tierra y mostrarse ellos como inocentes víctimas. Sin embargo, el asunto no esta tan sencillo.

Los EEUU siempre ha estado abierto a los inmigrantes. A diferencia de otros países, las personas de talento y éxito son admiradas y apoyadas.  El individuo es escuchado. Y siempre es posible cambiar las cosas, siempre es posible comenzar de nuevo. Para muchos provenientes del tercer mundo, este país significo progreso. Lo que en los EEUU es muy accesible a nivel material en muchos países está reservado a una pequeña minoría privilegiada. Esto es cierto.

 Es  un país muy grande, muy diverso, lleno de oportunidades, pero también lleno de contradicciones y problemas. A pesar de todos sus logros, esta superpotencia, cuando se compara con otros países desarrollados, desempeña pobremente en materia social.  He ahí la ironía. En realidad, es un país todavía muy desigual.

El sueño americano es la idea que con trabajo duro cualquier persona, indiferentemente de su origen, puede llegar a la cumbre social. Los neoconservadores a menudo relatan muchas anécdotas sobre personas que lo han logrado y esto  supuestamente confirma la vigencia de esta doctrina en la realidad. Sin embargo, estadísticamente la realidad parece ser otra. Y estas anécdotas, aunque ciertas, parecen ser la excepción y no la norma. 


En la antigüedad, no era raro que un esclavo se convirtiera en el transcurso de su vida en dueño de esclavos. Eso no significa que  este  sistema sea moral o justo. Los sistemas competitivos, y jerárquicos crean profundas desigualdades. El sueño americano también tiene su lado cruel. Implica que  el éxito es merecido, pero también que el fracaso es igualmente merecido. Según esta lógica, podríamos deducir que  los pobres son pobres debido a su propia incompetencia y   la asistencia social no está justificada. Esta actitud, a parte que impone mucha presión en las personas,  no es otra cosa que la  validación de  las desigualdades para evadir reformas sociales. Aunque en un principio este sueño suena muy bonito,  a la final, sus efectos no son muy positivos para la sociedad toda. Es hora de despertar. 



Gustavo Godoy



Artículo publicado por El diario El Tiempo ( Valera, Venezuela) y en varios medios alternativos en varios países el viernes  06 de Enero 2017 en la Columna Entre libros y montañas