GusGo

GusGo

.

.
Sígueme también en las redes sociales:

viernes, 30 de septiembre de 2016

El surgimiento de China



China, junto a la India,  en la Edad Antigüedad fueron grandes civilizaciones. Desde entonces, estas civilizaciones se han desarrollo prácticamente de manera independiente y esencialmente desconocidas para Occidente. Desde el año 2200 a.C, un proceso de unificación y fragmentación tomo lugar en la zona hoy llamada China. Luego,  fue en el año 221 a.C cuando Quin Shi Huan , el fundador de la dinastía Quin, se proclamó emperador y unifico bajo su mando a toda China.  En términos generales y con contadas excepciones, China ha conservado su unidad racial y territorial por milenios. En Europa, por ejemplo,  las cosas han sido muy diferentes. En Europa, existen muchos grupos en muchas zonas distintas.

La sociedad tradicional china es sumamente jerarquizada. La relación entre el gobierno y la persona es muy diferente a las concepciones occidentales actuales. La estructura del Estado Nación surgida en Europa en los últimos siglos, un sistema con chequeos y balances que protege los derechos individuales, es ajena en la cultura política china. En la China,  el gobierno es una extensión de la familia, por decirlo de alguna manera.  Y esa es una concepción que viene formándose desde los orígenes de su civilización. Los procesos políticos en Occidente se han desarrollado de modo paralelo. Los chinos siempre han tenido su propio sistema. Es natural que sean distintos.

La cultura china alcanzo un desarrollo extraordinario a partir del siglo V a.C. Los grandes nombres: Confucio, Lao  y Buda. Estas tres influencias han estado presentes en la cultura china en diferentes proporciones y acentos,  dependiendo  del periodo,  de la zona, e incluso de la familia. Estas filosofías son, en la teoría,  a veces contradictorias,  a veces complementarias, pero ,en la práctica, junto a las religiones folclóricas y más recientemente el marxismo de Mao,  se fusionan sin mayores problemas. La tradición judeocristiana y grecorromana no es parte esencial de la cultura china como pasa en Occidente.

De la cordillera de los Himalayas nacen algunos de los mayores ríos del mundo y por milenios han creado las condiciones ideales para sostener grandes poblaciones viviendo de la agricultura. Demográficamente, Asia siempre ha representado  un gran porcentaje de la población mundial. Las grandes poblaciones asiáticas se  las debemos principalmente a dos sectores: el agua dulce de los Himalayas y  la semilla de la planta de arroz.

Desde el punto de vista económico, también es verdad que Asia fue responsable de más de la mitad de la producción económica mundial desde la antigüedad hasta la revolución industrial. En un mundo dominado por la agricultura, la zona con mayor número de agricultores produce más alimentos que los demás.  Después de la revolución industrial hace un par de siglos atrás , los modos de producción cambiaron y esto significó un estancamiento para Asia y un desarrollo extraordinario para Occidente. Todo indica que esto fue algo excepcional.

Ahora, los analistas pronostican que gracias al rápido crecimiento económico  de China,  en unos años   ese enigmático país será  la  económica más grande del mundo, aunque aún será por un buen rato un país en desarrollo debido al ingreso per cápita . Al parecer, el mundo será más asiático en el futuro. En realidad, esto no es un surgimiento,  sino un retorno.

Los próximos años serán periodos de adaptación a esta nueva realidad. Es probable que muchas regiones se sientan tentadas a imitar  el modelo chino de libertad económica y autoritarismo político. Veremos más ciudadanos chinos y productos chinos en nuestros países.  Las compañías tendrán que diseñar productos y servicios pensando cada vez más en este gigantesco mercado. Por otro lado, el mundo le tendrá que exigir  a China mayores avances en temas como el ambiente, los derechos humanos y la  libertad de prensa. Seguramente, el provenir será algo espinoso. Y las tensiones son de esperarse.


En las palabras de Napoleón Bonaparte: “China es un gigante dormido. Dejar que duerma, porque cuando se despierte moverá el mundo”

Gustavo Godoy

@GusGo

Artículo publicado por El diario El Tiempo ( Valera, Venezuela) el viernes  30 de Septiembre  2016 en la Columna Entre libros y montañas


Ver blog: www.entrelibrosymontanas.blogspot.com    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada