.

Únete al mailing list de nuestro blog!

Somos más de 5 mil seguidores de todas partes del mundo y cada dia la familia crece más!

Sigue las nuevas publicaciones por Correo Electronico.

.

.

viernes, 26 de mayo de 2017

Mis Errores








Me habría encantado haber podido equivocarme un poco más en el pasado. Haber cometido más errores. Haber sido más valiente en muchas ocasiones y afrontar riesgos  más grandes. Dejar a un lado con mucha más fuerza la búsqueda por la perfección.  Habría preferido ser más torpe y descuidado. En muchos casos, he debido tener más sentido del humor y burlarme más de mis derrotas. He debido ser menos sensato, menos prudente, y disfrutar mucho más. Cerrar mis paraguas bajo la lluvia para darme más vida.

Yo he debido ignorar más los consejos de mi familia. Debí escuchar menos a mis maestros. Desobedecer un poco más. Ser más irreverente ante la autoridad. Ser menos paciente con el amigo ingrato. Ser menos amable con el necio.  Ser menos práctico. Ver menos televisión y no prestarle atención a las noticias. Nunca sacrificar   mi tranquilidad por el dinero. Nunca extrañar al objeto perdido. Andar por la vida sin tantos cálculos. Reirme más.  Trabajar menos y viajar más. Admirar más el paisaje. Contemplar más atardeceres.  Botar más la compostura y perder más la seriedad. Acostarme más tarde por las noches y  dormir  por  más tiempo en  las  mañanas.  Comer más postre. Cantar, bailar, volar y  soñar  mucho más. Permitir que el viento me despeine  y confiar  más en el azar. Temer menos  y amar más.

Siempre he podido adquirir  un par de vicios más. Ponerle más whisky al café por decirlo de alguna manera. Caer más en las tentaciones. Tener más afectos. Retar más a lo prohibido. Entregarme, darme, enamorarme y  relajarme más.  Siempre he podido tener más amoríos inapropiados. Tener sexo de modos más atrevidos y en sitios más inesperados.   He podido perder la cabeza por la mujer incorrecta más veces. He debido dar ese beso que nunca di. He debido decir ese te quiero.

Con el tiempo, uno algo aprende. Y yo he descubierto con los años  que  no quiero un mundo perfecto y que tenerlo todo nunca es suficiente.  Uno aprende con los días que todo cambia ,y que casi nada es para siempre. La suerte llega ,y luego se va. En la medida que va avanzando el calendario, hay cosas que ya van dejando de importar, y otros que van  tomando  mayor valor. Uno valora más los destellos de belleza, los dulces  momentos, los pequeños detalles,  el poder del perdón, y la capacidad de agradecer. Uno valora más al generoso, al bondadoso y al sincero. Uno  va comprendiendo  que  en la vida muchas veces  lo  más sano es olvidar y que la verdadera nobleza está en dar regalos a los demás sin muchas condiciones.  Más importante que el éxito es el sentir.

Cualquiera puede llegar a ser exitoso en esta sociedad de plástico, pero no cualquiera sabe fracasar con estilo. Se requiere cierto talento para fracasar a lo grande.  Hay que aceptar las caídas , sin lamentos y  con orgullo. Esa competencia eterna que se vive hoy en dia es absurda.  La vida es sobre lo  sublime del instante. No la deberíamos convertir en una carrera por el oro.  Eso es una absoluta tontería.  Esto del éxito es algo para el ego y yo siento que lo realmente valioso está en alma. Yo no quiero tener éxito en realidad. Yo solo quiero ser feliz.



Gustavo Godoy

Artículo publicado en  El diario El Tiempo ( Valera, Venezuela) y en varios medios alternativos en diferentes países del mundo el viernes  26 de mayo 2017 en la Columna Entre libros y montañas





ver blog: www.entrelibrosymontanas.blogspot.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario